Viviendas Rambla Catalunya

Situación
Barcelona (España)
Cliente
Gran Vilamarí, SA
Superficie
3.177 m²
Fecha
1998
Estado
Obra finalizada

Fotos

Las viviendas en la Rambla de Catalunya son resultado de la conversión de un edificio de oficinas, proyectado en 1969, en una finca de viviendas para usuarios con alto poder adquisitivo. La intervención actúa fundamentalmente sobre dos premisas; se inserta la proporción adecuada de patios en el edificio sin penalizar el acceso a las viviendas y se respeta el ancho total de la crujía. Todo ello con una nueva fachada a la Rambla de Catalunya, un enclave especialmente sensible de la ciudad de Barcelona.
La fachada hacia la calle se transforma en un cerramiento totalmente acristalado, de suelo a techo, que maximiza la iluminación e invita a disfrutar de las vistas sobre esta animada avenida. Las carpinterías de las ventanas, de color verde mate, como las tradicionales balconeras del Eixample barcelonés, quedan protegidas por un segundo cerramiento externo de persianas metálicas practicables de librillo con lamas horizontales, otra solución familiar de la tradición constructiva local. Su manipulación y regulación posibilita un óptimo control de la radiación solar, a la vez que proporciona intimidad y genera variación y vida en el plano de la fachada.
El edificio se inserta entre medio de dos edificios dispares y de limitada capacidad referencial. La imposibilidad de proporcionar bases para un enlace articulado con las fachadas de los vecinos dirige los paramentos del edificio hacia la neutralidad y el rigor. La modulación es estricta y aduce a una renuncia formal que hace desaparecer las líneas de imposta de las plantas. La hoja de persiana, que se multiplica para conformar la fachada, condensa las referencias domésticas locales. Una acción de respeto y consciencia de la herencia de algunas lecciones ejemplares de los maestros de la modernidad en Barcelona.

Planos